Un tratamiento que ofrecemos con asiduidad en la consulta es el tratamiento de obesidad. Generalmente lo aplicamos a todas aquellas personas con sobrepeso, pero esto no es la norma. También lo indicamos en los casos en que su salud requiera una buena revisión.

Con este tratamiento tan específico, enfocamos nuestra atención en revisar, mientras el cuerpo descansa y gasta la mínima cantidad de energía; todos los metabolismos y sistemas.

Consideramos imprescindible una dieta estricta, más bien un ayuno (Esto no se puede llevar a cabo sin el tratamiento, pues correrían riesgos innecesarios), en el que el paciente es estimulado mediante acupuntura, para alimentarse de sus propias reservas, con lo que logramos afrontar con notable éxito la obesidad, celulitis, y muchos pequeños síntomas que velan alteraciones más serias.

El organismo agradece este tratamiento de tal manera, que me gustaría decir que lo que hacemos es una puesta apunto global de su salud.

Las alteraciones más comunes que eventualmente aparecen en las analíticas de sangre y orina, como colesterol, triglicéridos, ácido úrico, anemia, etc, se combaten en un tiempo récord y sin mayor dificultad.

Puede la obesidad, ser causa de otras patologías aparentemente sin conexión, como la depresión; sin embargo los profesionales de la salud saben de sobra que es fácil encontrar una persona obesa con un cuadro depresivo. También podemos encontrar asociados a ella astenia, cansancio crónico, alergia, flebitis, edema, problemas de corazón, fluidez de la sangre, hemorroides, etc.

La obesidad, en muchos casos es una cuestión constitucional. La Medicina Oriental habla específicamente de las constituciones físicas, indicando las posibles alteraciones que pueden aparecer debido a la tendencia innata de cada uno de nuestros órganos.

En muchos casos el cuadro que presenta el paciente es por alteración de bazo, en otros por el hígado, y estos órganos a su vez, alteran e influencian a otros órganos y sistemas como el linfático, la circulación sanguínea, eliminación y depuración de sangre y orina, respiratorio, etc. Si es esta su etiología siempre es recomendable, aun estando sano, hacer tratamientos preventivos, especialmente en los cambios de estación.

Animamos a todas aquellas personas que han probado muchas dietas y tratamientos, para que no tiren la toalla, pues sinceramente, se van a encontrar mas ligeros, ágiles, se cansarán menos, ganarán movilidad, resistencia, defensas, circulación,etc. Aunque no pudiesen decir exactamente porque, el asunto es que se sentirán mejor.

En una ocasión, hablando en la consulta con una paciente que había perdido mucho peso yo le contesté: Realmente con este tratamiento para obesidad, lo que ha perdido han sido kilos de problemas.

Un saludo, desde la consulta.