El dolor de hombro

Es bastante habitual encontrar pacientes con el hombro dolorido. Muchos vienen diagnosticados como periartritis articular del hombro; pero lo único que sabe el paciente es que le duele, sin entender demasiado de términos médicos.

Hay muchos de estos casos realmente dolorosos, lo que les impide realizar prácticamente ninguna actividad, incluso necesitan ayuda para algo tan cotidiano como vestirse, pues su dolor les impide realizar ningún tipo de movimiento en los casos más agudos.

Primeramente para el diagnóstico de esta patología es importante saber si es hombre o mujer, y el hombro que le duele; pues el que conoce en profundidad la causa de su dolencia, sabe que no se trata igual el hombro derecho que el izquierdo.

Al ver uno prepararse al paciente para tumbarse en la camilla, puede observar la cara de dolor mientras se quita la camisa. Muchas mujeres me dicen que no pueden peinarse, no pueden subir la mano hasta la cabeza, ni desabrocharse la falda.

Algunos pacientes vienen con el brazo en cabestrillo, me cuentan que se ponen calor, o están tomando antinflamatorios y analgésicos para aliviar el dolor, pero esto no suele ser suficiente.

Se cuenta que en una convención de acupuntores, muchos hablaban y hablaban sobre dolor de hombro, pero un anciano que había estado en silencio, por fin subió al estrado y sacó unas agujas mientras preguntó si había alguien que le doliese el hombro. Este anciano acupuntor, pinchó un único punto, Oe-Gwan, y el paciente que también era acupuntor, enseguida notó mucho alivio.

Este señor se ganó el respeto de todos.

En la patología de dolor de hombro se pueden hacer muchas cosas para abrir, ventilar los meridianos que dominan, gobiernan, controlan el hombro. También se puede hacer si es necesario tratamiento local con ventosa roja, moxa o abeja, pero esto es para ayudar, pues la causa ha de tratarse por meridianos que controlan directamente los órganos afectados y cuyo aviso, alarma roja esta vez es un hombro dolorido.

Si duele el hombro esto indica que la causa esta en su hígado si es el derecho, y si duele el izquierdo, además habrá que tratar el corazón. En el primer caso, encontramos más mujeres que hombres, y estamos obligados a preguntarle por sus reglas, útero y ovarios pues son órganos que dependen del hígado.